Las puertas de la Catedral Primada de Colombia se abrieron para acoger al Papa Francisco

papa

Más de mil personas, se dieron cita, al interior del Templo,  desde tempranas horas de la mañana, con el propósito de encontrarse con su Pastor.

Al fondo, muy cerca del altar principal, estaba Ella, la Madre, la Virgen de Chiquinquirá, Patrona y Reina de Colombia... Ella, a la espera del peregrino del Evangelio.

A su paso, repleto de bondad y capaz de un gesto de ternura y misericordia para cada persona, se escucharon los acordes de la canción: tú eres Pedro. Mientras tanto en el interior de cada uno de los asistentes fue resonando la certeza de que la identidad de la Iglesia es universal y en torno a la Madre, todos somos hermanos.

Su paso sereno y misericordioso lo condujo hasta Ella y allí, presencia, silencio y un ramo de flores.

Su oración, seguramente fue plegaria por su pueblo, abandono en las manos de María, la madre que nos conduce a Jesús y nos hace más aptos para el amor y la misericordia.

Las letanías a la hija de nuestro pueblo, nos hicieron sentir en sintonía con el Pastor que siempre recurre a María, y se abandona confiado en sus brazos de Madre.

El Papa no dejó el recinto sin antes ofrecer a la Virgen un Rosario que la acompañará de vuelta a Chiquinquirá, esa parcela del país, en la que Ella, siempre nos espera.

Hna. Liliana Franco Echeverri, ODN

Revista Vinculum

268

Revista Vinculum No. 268 de 2017.  <<Pistas proféticas para la formación>>
Suscribirse

Galería de Fotos

galeria fotos